COMUNIDAD DE AUTONOMIA INDIGENA

Los Urus Chipayas conforman una cultura milenaria, con idioma, costumbres, tecnología productiva, organización social e incluso vestimenta, arquitectura y música de características únicas. Comúnmente son denominados como “Hombres de Agua” debido a la profunda relación que tienen con las aguas del río Lauca; básicamente, su sistema productivo, ritual y organización social se circunscribe alrededor del manejo de las aguas, donde la producción agrícola y pecuaria en suelos salitrosos es la base de la seguridad alimentaria de las familias Chipayas.

*****************************************************

El proceso en el que se encuentra Chipaya de transición de Municipios a la Autonomía Indígena Originario Uru Chipaya, necesita de apoyo en términos técnicos administrativos para lo cual, Centro de Culturas Originarias Kawsay y el Proyecto y COOPI realizarán este apoyo, ya que el nuevo gobierno se establecerá hasta enero de 2018.

Las nuevas autoridades electas, que necesitaran una introducción al manejo de este nuevo gobierno, con características propias respecto a otros casos en Bolivia, constituirá una Comunidad que administraran recursos públicos y podrán contar con otros recursos institucionales, de la toma de decisiones fortalecida desde este núcleo que es la Autonomía Indígena.

En torno a este núcleo de actores es que se articulan esfuerzos que el Proyecto se propone movilizar: apoyos de instituciones públicas regionales y nacionales e internacionales.  No es vano recordar que los pequeños municipios carecen de información y recursos para disponer de las oportunidades de colaboración en la estructura vertical y horizontal del sector público, de la cooperación y de la sociedad civil. Por ser un proceso en marcha hasta su constitución a inicios del 2018, esta Comunidad está analizando, en el formato de mesa de trabajo y coordinadora de actividades, las características del nuevo gobierno y las condiciones de eficiencia y eficacia del mismo.

El tema central es que la Autonomía no sea un hecho aislado y suelto en el escenario nacional. A ello ha jugado el pueblo chipaya saliendo del formato municipalista y lo peor sería una frustración de sus expectativas.

El Proyecto recibió durante a final del 2015 la invitación del Viceministerio de autonomías a participar en la  Plataforma de Coordinación Interinstitucional de apoyo a las autonomías indígenas. Aspecto que se formalizó en actas bastante solemnes.

Según el Viceministerio “El proceso autonómico indígena originario campesino busca reconfigurar la organización territorial, reducir las asimetrías estructurales así como desarrollar capacidades institucionales públicas y de gestión en la administración de las Autonomías Indígena Originario Campesinas, para que el proceso de conformación de sus Órganos Deliberativos así como la posterior elaboración de sus Estatutos Autonómicos sean el resultado de la elaboración colectiva y participativa de sus mismas organizaciones sociales.”

“De este modo, el Ministerio de Autonomías viene acompañando el proceso de conversión de 11 municipios que, tras ser consultados el 6 de diciembre de 2009, decidieron convertirse en Autonomías Indígenas. Estos 11 municipios vienen manejando distintas experiencias de conversión autonómica para encarar los desafíos de su implementación, evidenciando ser únicos, heterogéneos y complejos en el marco de las propias características de la región y el desarrollo histórico de cada pueblo.”

Esta plataforma funciona en el marco de la Coordinadora Nacional de Autonomías Indígena Originario Campesinas, la misma que se constituye en una “instancia de coordinación, consulta y concertación entre todas las AIOC, en el marco del Estado Plurinacional de Bolivia” “Es una organización sin fines de lucro que fue creada para consolidar el proceso de implementación de las Autonomías Indígena Originario Campesinas y promover el desarrollo integral para el vivir bien de los pueblos y naciones indígenas.” “Actualmente está constituida por los 11 municipios en conversión que accedieron a la Autonomía Indígena.”

El proyecto participó colaborando en la logística de las reuniones preparatorias de la instalación de las primeras autonomías indígenas, en algunos casos difundiendo información, en especial del Estatuto Autonómico y apoyando en tres oportunidades el traslado de representantes de Chipaya a La Paz, a Cochabamba y Santa Cruz, con motivo de los cursos de capacitación que implementó la EGPP junto con el Viceministerio de autonomía en apoyo a la Plataforma.

En este marco el Viceministerio solicitó al Proyecto apoyo financiero para contratar un consultor para la elaboración del PGTC. Se contrató el consultor, quien coordinando su trabajo con el Viceministerio se trasladó a Chipaya para elaborar con los ayllus y el Municipio en documento, el mismo que se entregó antes del 15 de septiembre.  El documento tomo en cuenta documentos del Municipio y las entrevistas realizadas en cada ayllu.

Este documento será asumido como punto de partida para la planificación en el marco de al Autonomía Indígena en proceso de instalación

 

Realización de talleres con los jóvenes en la gestión del suelo en base a criterios de autonomía indígena

Gestión territorial es un tema en el que muchos jóvenes están involucrados. La razón es la estructura de toma de decisiones gerontocrática Chipaya.

El resultado deseado es una mayor inclusión de los jóvenes en las discusiones y toma de decisiones sobre el tema.

Los jóvenes son un actor clave porque implican significa evitar el riesgo de su migración final y muerte de la cultura Chipaya.

El trabajo con las escuelas puede involucrar a los estudiantes actuales y potenciales.

Salida: 125 jóvenes y maestros capacitados. propuestas de manejo de la tierra de los jóvenes que se presentan en la discusión de los espacios comunitarios.

acciones:

R2.1.1: Sesiones de formación sobre los conceptos y criterios de la autonomía indígena.

R2.1.2: discusión talleres de planificación de la comunidad.

R2.1.3: Generación de propuestas de gestión de la tierra por los jóvenes.

Metodología:

Reuniones de presentación y análisis de la cuestión, foros participativos para la discusión de propuestas para la generación de niños y niñas. La sensibilización a los maestros.

Grupo objetivo:

estudiantes / mayores ellos (100), maestros (25), 50% de mujeres.

Establecimiento a cargo de las actividades de desarrollo: Aspern, experto en educación, en colaboración con el contenido de COOPI, un experto en la gestión del suelo. Otros agentes implicados: Dirección Departamental de Oruro educativa, para coordinar las actividades.