COMUNIDAD DE AUTONOMIA INDIGENA

Los Uru Chipayas conforman una cultura milenaria, con idioma, costumbres, tecnología productiva, organización social e incluso vestimenta, arquitectura y música de características únicas. Comúnmente son denominados como “Hombres de Agua” debido a la profunda relación que tienen con las aguas del río Lauca.  Sus sistemas productivo, ritual y organización social, se circunscriben alrededor del manejo de las aguas del Lauca y del Rio Barras.  Siendo este el tema central de la cultura chipaya, es al mismo tiempo el eje de las relaciones de todo chipaya con su territorio. La gestión de este núcleo agua, tierra y cultura es el legado de sus antepasados y la explicación mas intima de la resiliencia de este pueblo milenario.

Chipaya ha iniciado desde enero de 2018 la transición de Municipio Indígena a Autonomía Indígena Originario Uru Chipaya. Ello supone un desafío muy grande al que se adhiere el proyecto Memorias del Agua y del Viento por el tiempo de su duración. 

La comunidad de practicas

Para enfrentar este desafío el proyecto conformar una comunidad en torno a los chipayas y sus instituciones autonómicas y comunales, junto con otras instituciones estatales descentralizadas y centrales, de la sociedad civil y de la cooperación.  Se espera  que esta diversidad de aportes, en la forma de una gran comunidad,  ayude de forma eficiente a la AIOC Chipaya en la linea de su resiliencia  como pueblo.  Acompañando a las autoridades electas y las autoridades comunales que han iniciado el manejo de este nuevo gobierno. con características propias respecto a otros en Bolivia.

En torno a este núcleo de actores, el proyecto apoya la movilización de aportes de instituciones públicas regionales, nacionales e internacionales, que representen oportunidades de sostenibilidad en el tiempo y se conviertan en buenas practicas  que enseñen a otras iniciativas nacionales.