Un salto cualitativo en Turismo Comunitario

La Nación Originaria Uru (NOU), ejemplo de resiliencia milenaria en Bolivia, sigue dando la nota y marcando el camino en los actuales tiempos difíciles. La nación Uru Chipaya, que ha desarrollado estrategias ancestrales en el manejo del suelo y en la gestión de su territorio, comparte ahora su experiencia en el turismo, que más allá de ser un recurso económico, es un camino para resaltar el valor su cultura al compartirla con habitantes bolivianos y del exterior.

Las adversidades son una oportunidad de desarrollo y el patrimonio cultural se constituye en un recurso invaluable.

Tres pueblos, en situaciones de desarrollo diferentes, compartiendo proyectos educativos comunes y dialogan con pueblos vecinos de Bolivia y Perú.  El día 2 de junio se han reunido bajo la convocatoria de la máxima autoridad Chipaya QHAZ YOQCHIS ZOÑI, Paulino Condori López, con el apoyo técnico y financiero de Fundación Machaqa Amawta, para compartir y enfrentar situaciones y emprender juntos el camino del turismo comunitario, sobre todo poniendo en valor su cultura milenaria.

Con el apoyo del Viceministerio de Turismo, de la Gobernación y de varias ONGs, tradicionalmente aliadas en sus proyectos, han trazado líneas estratégicas para desarrollar proyectos de cooperación horizontal.

El Proyecto Qnas Soñi, apoyado por el UE y el Gobierno de Italia saluda estos alcances y ofrece su apoyo a esta Comunidad de Turismo Comunitario que, partiendo de los esfuerzos de la Nación Chipaya, en la articulación sus territorios, logren el apoyo de amigos y aliados. El proyecto dialoga con el pueblo chipaya para fortalecer la cultura compartiéndola a través del turismo. Esa es la idea vertebradora de las actividades de este proyecto comunitario en la que intervienen los principales actores comunitarios, diversos proyectos de la sociedad civil, los municipios, la Gobernación de Oruro y el Ministerio de Turismo. Esta acción multinivel y multi sector puede ser un modelo de resiliencia y desarrollo en Bolivia. No son pobres sino muy ricos en tradición y cultura, y ahora pueden ser ejemplo de desarrollo mediante la cooperación.

Estos temas fueron tratados en un conversatorio en el que participaron la Nación Originaria Uru (NOU), el Viceministerio de Turismo, la Gobernación de Oruro, autoridades originarias y varias instituciones de la sociedad civil.

Según La Patria, “en el evento estuvieron presentes delegaciones de las comunidades de Uru Iruhito, ubicadas en las riberas del río Desaguadero, y el lago Titicaca, los Urus del Lago Poopó y la nación originaria Uru Chipaya.”

Deja un comentario