Generación de alternativas de resiliencia económica y contención de la migración con enfoque de género

La comunidad Chipaya ha sido permanentemente desplazada de su hábitat y actualmente habita en un entorno de condiciones naturales difíciles que limitan la producción de alimentos en la tierra al igual que animales. La actividad económica es muy escasa reduciéndose a algunas empresas de transporte, tiendas que venden artículos básicos, comida y carne, lana y pieles de animales.

La actividad económica es muy pequeña en la comunidad, y por tanto la capacidad de generar ingresos es muy limitada, particularmente para las mujeres que a pesar de llevar una carga de trabajo pesada en el hogar, escasamente aportan con dinero a la economía familiar.

Sin embargo, existe experiencia y motivación en las mujeres de Chipaya para aprovechas oportunidades de generación de nuevos negocios que requieren apoyo técnico y financiero para convertirse en realidad.

Antecedentes

Los habitantes de Chipaya que no migran en busca de trabajo, son principalmente ancianos, niños y mujeres cuyas actividades están ligadas a las unidades educativas. Las mujeres dedican buena parte de su tiempo a la realización de tejidos tradicionales con fines de autoconsumo, al igual que la siembra (principalmente quinua y cañahua).

El principal problema/oportunidad identificado para la acción ha sido el desarrollar productiva y comercialmente las habilidades y motivaciones de las mujeres, a fin de facilitarles la constitución de una fuente alternativa de ingresos y el correspondiente aporte a la economía familiar. La situación inicial es: incapacidad de satisfacer las necesidades básicas, tiempo disponible, iniciativa planteada, motivación y habilidades disponibles en el sector elegido.

Zona de implementación

Territorio de la Naciòn Uru Chipaya, el cual se halla dividido en 4 ayllus (Ayparavi, Aransaya, Manasaya y Wistrullani), tres de ellos continuos geográficamente y Ayparavi distante a 37 kilómetros. Por razón de equidad territorial se ha determinado el apoyo a 2 emprendimientos, sin restricciones de edad, para cada uno.

Beneficiarios

Directos:

Ocho mujeres en total, dos por cada Ayllu y sus familias

Indirectos:

Instituciones y población de Chipaya en general

Actores involucrados, roles

Gobierno Autónomo Indígena Originario de Chipaya:

Instalaciones para reuniones, depósitos para equipamiento, validación del proceso.

Proyecto Chipaya:

Financiamiento, capacitación, asistencia técnica

Autoridades Originarias territoriales (Jilacatas):

Convocatoria, acompañamiento, aval a la selección de emprendedoras.

Desarrollo

Los cambios propuestos por la iniciativa son:

  • Las habilidades, experiencia y motivaciones de las mujeres de Chipaya, se aprovechan de manera aplicada a un emprendimiento
  • Mejorar los ingresos de las mujeres/familias de Chipaya
  • Generar actividades económicas/productivas que satisfagan las demandas de pobladores y externos
  • Dotar de apoyo financiero al equipamiento de una unidad productiva, en el marco de un modelo de negocio.

La experiencia se ha diseñado para realizar el apoyo técnico, administrativo y financiero en la planificación e implementación de 8 negocios locales. Su ejecución ha considerado cronológicamente, las siguientes etapas:

  1. Identificación de potenciales emprendedoras: Con base en una convocatoria, reuniones informativas, discusión de propuestas.
  2. Selección de propuestas: Considerando principalmente la realidad y necesidades de la potencial emprendedora, sus motivaciones para iniciar un negocio y la potencial contraparte.
  3. Validación con autoridades locales: Ha consistido en la elaboración y firma de actas de selección de las emprendedoras que recibirían el apoyo financiero.
  4. Elaboración de especificaciones técnicas: A través de reuniones colectivas e individuales con todas las seleccionadas, en función a sus requerimientos, igualmente contactando empresas proveedoras e informantes clave en los rubros seleccionados.
  5. Establecimiento y definición de contraparte de cada emprendedora: mediante visitas a los potenciales lugares de emplazamiento y reuniones de análisis de requerimientos en cuanto a infraestructura y condiciones técnicas previas en los talleres y la disposición de la emprendedora a comprometerse y aportar con su emprendimiento.
  6. Elaboración de modelos de negocio individuales: Consistió en la construcción conjunta con cada emprendedora, de un documento que permita abstraer, comprender y presentar el negocio para cada una de ellas.
  7. Realización de compras y transporte de equipamiento: Consistió en el contacto con proveedores, cotizaciones órdenes de compra, consolidación y transporte de los equipamientos desde La Paz, hacia Chipaya.
  8. Entrega y firma de actas: Consistió en la distribución individual y el armado de los equipamientos en cada taller, así como la firma de actas de conformidad, con base en las especificaciones técnicas, previamente construidas.
  9. Capacitación técnica y puesta en marcha de talleres: Se realizaron talleres de capacitación en el armado, mantenimiento preventivo y funcionamiento de los equipos.
  10. Asistencia técnica en temas administrativos y de comercialización: Referido básicamente a la construcción del modelo de negocio e identificación inicial de alternativas comerciales.

Medios

El proyecto ha puesto en disposición un presupuesto de 16000 euros, que deberían asignarse en 8 apoyos individuales de 2000 Euros cada uno, para la compra de equipamiento, transporte y capacitación en cada iniciativa. En cuanto a los recursos humanos se ha contado con el apoyo directo de un profesional del proyecto en la planificación y desarrollo de la iniciativa y del equipo administrativo para la realización de cotizaciones, compras y contratos.

Resultados

  • 8 ideas de negocio identificadas y validadas (3 de tejidos tradicionales, 2 de tejidos a máquina y artesanía, 2 restaurantes y 1 panadería)
  • 8 beneficiarias mujeres construyendo modelos de negocio y capaces de manejar los equipos donados.
  • 8 talleres/negocios equipados por el  proyecto.
  • 5 eventos de capacitación ejecutados considerando a todas las beneficiarias
  • Un restaurante realizando servicios de atención a eventos locales

Beneficios

Económicos: Las mujeres se han beneficiado de equipamientos por un valor de 200 euros cada una, para generar nuevos ingresos.

Sociales: Existe un reconocimiento de la comunidad ante la existencia de una oferta permanente de pan en la panadería que hasta la fecha no existía. La comunidad ha valorado positivamente en las visitas a los talleres la existencia de servicios como el bordado, artesanías y alimentos.

Institucionales: Tanto el GAIOC, el comité de turismo, organizaciones de gobierno y los proyectos presentes en la zona se benefician de la nueva oferta. El comité de turismo fortalece la oferta de servicios con la exposición y venta de productos, así como, la implementación de visitas guiadas para turistas en los emprendimientos.

Sostenibilidad

Ambientalmente, no existe ninguna incidencia negativa en los negocios de tejido. En los de alimentación se ha capacitado en higiene, manipulación y disposición de residuos.

Financieramente, dependerá de la existencia de oportunidades de comercialización de los productos y servicios de los emprendimientos. El albergue turístico es la primera vitrina para vender a los turistas y está en pleno crecimiento.

Institucionalmente, del respaldo del GAIOC y de la integración de los emprendimientos a las acciones de turismo y el comité creado para este fin.

Replicabilidad

La experiencia muestra al género femenino como población con mucha carga de trabajo y escasas oportunidades de protagonismo económico en sus familias. Es replicable en otros contextos ya que las condiciones naturales y económicas en Chipaya son muy duras y en otros contextos seguramente se puede encantar mayores medios, capacidad adquisitiva y mercados locales para los productos y servicios. El modelo es simple y bajo condiciones adecuadas puede generar un impacto muy positivo no solo en las beneficiarias sino en todo su entorno.

Descargas